La cobertura del Seguro del Hogar Multirriesgo o Riesgo Total suele garantizar la reparación del inmueble en casos de incendio y daños por agua, responsabilidad civil, daños eléctricos, inhabitabilidad del hogar, actos vandálicos, rotura de lunas, espejos y cristales, pago del servicio de bomberos y sustitución de cerraduras, entre otros siniestros. A esta larga lista se le pueden sumar más garantías, tales como: indemnización por atraco en la vía pública, reparación de aparatos eléctricos, roturas de vitrocerámicas y sustitución de cerraduras; las aseguradoras también ofrecen servicios complementarios como la asistencia familiar, servicios urgentes de reparación e incluso la asistencia en viaje.

Los Seguros para el hogar pueden adquirirse con aseguradoras, Cajas o Bancos, incluso también con corredurías ; la oferta es muy amplia. Sin embargo, es importante cotejar el precio con la cobertura y, sobre todo, el tipo de servicio que ofrece la aseguradora en situaciones de emergencia. Respecto de las limitaciones de este tipo de pólizas, estas no suelen ser excesivas. Se encuentran exentos los siniestros intencionados, las catástrofes naturales y los conflictos armados.

seguro de hogar

Es importante tomar en cuenta que no todos los seguros para el hogar incluyen la garantía de indemnización ante el robo. Este puede ser una cláusula optativa. Únicamente en los casos de robo con uso de la fuerza material, es decir violación de cerraduras, puertas o cristales, la aseguradora indemniza al titular del seguro con el 100% de lo sustraído. En cambio, si se trata de un hurto, es decir una sustracción en donde el asegurado no se percate del incidente, la compañía cubre entre un 5 y un 15%.

Existen ciertas cuestiones que pueden encarecer el costo del seguro, esto es el continente y contenido de la vivienda. El continente son los elementos que conforman el inmueble vacío. Es decir, la estructura, puertas, instalaciones eléctricas, cañerías, etc. Y contenido son todos los bienes muebles que se encuentran en el interior de la casa. El valor de esto se estima de acuerdo a su coste de reposición; ambas cuestiones deben especificarse claramente en el contrato.